Las bañeras o platos de ducha  de color blancos son comunes en la mayoría de los hogares de nuestras ciudades. Estos contenedores se ven muy bien cuando están limpios, pero si son de color o comienzan a cambiar de color, es bastante evidente cuando empieza a verse la suciedad en pegada tanto en el fondo como en las paredes.

Las bañeras pueden empezar a cambiar un color amarillento debido a los residuos de jabón o agua dura. Estas manchas pueden ser muy difíciles de eliminar. Sin embargo, una mezcla de crema de tártaro y peróxido de hidrógeno quitara  fácilmente las manchas y dejara tanto el plato de ducha como la bañera en su color original, como si fuese nueva.

Bañera¿Qué se necesita para dejar la bañera resplandeciente?

  1. Salsa tártara
  2. Peróxido de hidrógeno al 3 por ciento
  3. Agua
  4. Cepillo (no abrasivo)

Instrucciones

  • Diluir el peróxido de hidrógeno con una cantidad igual de agua. Combine esta mezcla con una parte igual de la crema de tártaro. Por ejemplo, combine 6 tazas de peróxido de hidrógeno y 6 tazas de agua con 12 tazas de crema de tártaro.
  • Aplique la mezcla a la parte sucia de la bañera y dejar que la mezcla se seque bien.
  • Utilice un cepillo de limpieza no abrasivo, para limpiar la mezcla de la parte manchada de la bañera, debemos frotar repetidamente hasta conseguir quitar las manchas de suciedad, así como las manchas producidas por el uso de aguas duras y jabones.
  • Enjuague el área limpiada a fondo con agua tibia
  • Una vez hemos frotado, solo nos quedará limpiar bien esa mezcla de limpiador, con un poco de agua tibia de la ducha podemos retirar la pasta y veremos según se va retirando la mezcla, como va quedando un blanco brillante, como la primera vez que compramos la bañera o el plato.