Como siempre, a medida que pasa el tiempo las cosas van evolucionando en especial los aparatos electrónicos como por ejemplo los teléfonos, altavoces, computadoras y televisores. Estos últimos hoy por hoy son los que más innovan, transforman y modernizan.

Todos sabemos que el televisor se encarga de la recepción y reproducción de señales de televisión.  El televisor se ha bautizado como un aparato electrodoméstico habitual, cotidiano y normal con extensa presencia en los hogares de todo el mundo.

El primer televisor en el mundo fue creado el 26 de Enero de 1926 por John Logie Baird “el Modelo Baird “C”, y a partir de este su transformación fue imparable, haciendo pasar a este aparato por diversos diseños y cambios adaptados a la época.

El Modelo Baird “C” no era totalmente eléctrico, su funcionamiento era semi-mecánico, contaba con  una caja muy grande y una pantalla muy pequeña. Luego de este tuvo lugar el Modelo Andrea 1F5 que fue perfeccionado y pulido para que fuera totalmente eléctrico, posteriormente de este modelo, con la culminación de la segunda guerra mundial surgieron diseños que mejoraban los anteriores, hasta llegar   al Modelo Zenith el cual fue bastante famoso por su gran look  futurístico y característico de los años 70.

No mucho tiempo después llego el televisor color Magnavox inventado en el año 1980, este accedía a mostrar las imágenes a color. Después, salieron al mercado los primeros televisores de las reconocidas compañías Samsung y LG.

A partir de este momento, gracias a los grandes avances tecnológicos que cedieron la invención de variados televisores con caracteres innovadores que funcionan de manera casi igual, las señales eléctricas mandadas por los satélites  son tomadas por una antena y una antena recoge las señales eléctricas enviadas por satélites, y la programa en la pantalla de la televisión en forma de haz electrónico.

Este haz llega a la pantalla e induce en ella diversificaciones de luminosidad de tal modo que transcriben la imagen inicial enviada. Entre estos televisores hallamos a los plasmas, los de pantalla LCD y los de alta definición (HD), los cuales cada sucesión son más livianos y tan estrechos que pueden ser colgados en el muro como un cuadro decorativo más del hogar.

Los televisores actuales tienen características comunes que, como ventaja, se deberían tomar en cuenta para adquirir una Tv a la que podamos sacar el máximo provecho. Una de las principales es la resolución, hoy en día los televisores estándar trabajan con una resolución de 1080p, es decir, 1920×1080 píxeles.

Las Tv mucho más modernas usan una nueva resolución llamada 4K o Ultra HD, la cual otorga 3840×2160 píxeles, esto es cuatro veces más definición que la anterior resolución.

Otro punto a tener muy en cuenta es la conectividad, esta puede ser cableada e inalámbrica. Si es cableada, basta con disponer con tres o cuatro conectores HDMI para poder dar cobertura a todo tipo de dispositivos conectables a un televisor, que pueden ser desde un computador a una consola de videojuegos, altavoz de sonido, reproductor Blu-Ray, Chromecast, etc. Si usted quiere reproducir un vídeo en 4K a 60 fps, necesitara que el conector sea HDMI 2.0.

Luego de esos dos puntos podemos saltar a uno de los más importantes y en el que generalmente se fijan más los usuarios que es el tamaño de la pantalla. Esta características se toma con respecto a la relación tamaño de la tv con la distancia de visionado, esto es una decisión personal, pero lo mejor sería encontrar el tamaño ideal para el fin que se decida usar.

Televisor de 55 Pulgadas

Si la tele resulta estar muy cerca  puede causar fatiga visual y dolores de cabeza, también puede que percibas efectos y tendrás que comprometer tu cuello para cubrir todo el campo de visión. Si se encuentra muy lejos se perderán los detalles, no se leerán de manera adecuada los subtítulos y la sensación que se logra cuando solemos “sumergirnos “en la película, serie, programa, etc, no será igual o tal vez sea peor.

Para calcular el tamaño ideal de nuestra Tv, existe una formula sencilla la cual es la siguiente: Distancia (en pulgadas) * 0.84 = pulgadas del televisor. Por ejemplo, partimos de una distancia de 2 metros desde la cama a la televisión, que convirtiéndolos a centímetros serían 200 centímetros, como una pulgada son 2.54 centímetros, la distancia son 200 / 2.54 = 79 pulgadas. Aplicando la fórmula, el tamaño ideal del televisor será: 79 * 0.84 = 66 pulgadas.

Mejores Modelos de Televisores 55 Pulgadas

¿Quieres conocer cuáles son los mejores televisores de 55 pulgadas que puedes comprar? Hagamos un repaso de estos modelos de 55 pulgadas, este tamaño empieza a ser considerado ahora que los precios de estos han bajado.

  1. Samsung 4K UHD 2019 55RU7405 – Smart TV de 55″ con Resolución 4K UHD: Es una Tv de gama media, que ofrece unos colores negros bastante buenos, La interfaz de Samsung es fluida y la TV posee varias conexiones. Esta es una Tv que realmente lo tiene todo por un precio minúsculo. Tiene una resolución de 4K UHD y HDR10+, cuenta con la tecnología dynamic crystal color que permite ver hasta el mínimo detalle, 3 HDMI, 2 USB, salida de audio digital (óptica) y CI Slot.
  2. LG 55UM7100ALEXA – Smart TV UHD 4K de 55″: SmartTV con Inteligencia Artificial con Resolución 4K + HDR10, tiene un sonido envolvente Ultra Surround. Sus conexiones son: DVB-T2/C/S2, HDMI 2.0 (x3), USB (x2), Salida Óptica (x1), Entrada LAN RJ45, USB Grabador. Su sonido no es muy bueno, pero por el precio no se puede pedir más.

 

  1. Sony KD-55XG8196BAEP – Televisor 4K HDR de 55″ con Android TV: Esta Tv entra en una de las opciones más interesantes para los usuarios por su sensato precio y sus funcionalidades. Tiene buena conectividad y tamaño suficiente para un salón medio.

 

  1. Televisor Philips Ambilight 55OLED803/12 con 4K UHD: Un buen televisor con unos cuantos acabados que realmente valen la pena, por ejemplo un subwoofer, que mejora el sonido. Ofrece una resolución 4k UHD y cuenta con el Sistema operativo Android TV.

Características habituales

En el texto específicamente se estará hablando de la Tv de 55 pulgadas. Casi todos los  televisores con este tamaño tienen especificaciones comunes, dependiendo de la marca o línea puede que alguna de ellas varíen, pero usualmente son las mismas o parecidas. Son adecuados para dormitorios o apartamentos de tamaño medio. Estos como señala el título son de 55 pulgadas, con una resolución Full HD de 1080p, tienen de 3 a 4 puertos HDMI, el sonido es nítido.