La humanidad, día a día procura innovar cada vez más para lograr un planeta más limpio y contaminar lo menos posible. Por ese motivo, se han ido estableciendo nuevos procedimientos y sistemas para que esto sea factible. Una de las más actuales es el suelo radiante, esta clase de calefacción se está introduciendo en las viviendas españolas de manera muy veloz y es uno de los prototipos preferidos de los arquitectos en Europa. En países como Suecia y Dinamarca ya está vigente en casi todas las viviendas. Si quieres saber más sobre esta modalidad para calentar tu hogar economizando energía y teniendo un ahorro en el recibo, presta atención.

¿Qué es una instalación de suelo radiante? 

Una instalación de suelo radiante se fundamenta por el posicionamiento bajo el pavimento de un sistema de tuberías plástica que hace circular agua caliente o fría,  por toda la superficie, lo que causa que el calor o el frío se emita a través del suelo. El agua que va por las tuberías del suelo radiante adquiere su temperatura mediante un  generador de calor: calderas a baja temperatura o bombas de calor son los más comunes.

Se trata del método de calefacción que utiliza la temperatura de empuje de agua más baja.

suelo radiante

¿Cómo se coloca el suelo radiante?

Para el instalar el suelo radiante, hay que utilizar componentes prefabricados, sobre estos se ubicaran unas tuberías, las cuales se instalan con silueta espiral, (esto hace que no quede ningún área sin abarcar y que el calor radie por todos las zonas) En el interior de estas tuberías correrá el agua caliente que procede de un método que proporciona calor y que ese calor se propulsa por la vivienda .

¿Con qué elementos principales cuenta una instalación de suelo radiante? 

Elemento Funcionamiento
Cajas de colectores Trabajan para refugiar y proteger los colectores y otros complementos para la organización del suelo radiante. Sus acabados y estética concilian con las paredes de los hogares.
Banda perimetral La cinta perimetral autoadhesiva de espuma de poliestireno tiene 8 mm de densidad, con faldón lateral pegado para proteger las juntas de expansión del mortero.
Film polietileno Es una barrera antihumedad que se ubica en el suelo base y la superficie emisora de suelo radiante ubicada encima, de forma que elude la elevación de humedades.
Panel aislante Son paneles flexibles que se encomiendan para sujetar los circuitos, permitiendo el desarrollo del calor con la separación entre los tubos.
Tuberías de suelo radiante Son el medio por el cual circula el agua que se encargará de calentar la casa.
Mortero de cemento Es una capa de cemento que cubre las tuberías sin dejar espacios, y así que haya un correcto funcionamiento.

 ¿Qué beneficios tiene el suelo radiante?

  • Si hacemos una comparativa con los métodos convencionales de calefacción, estos emplean una temperatura de impulsión mucho más baja que los anterior. En los suelos radiantes la temperatura es de (30-45ºC) y en los convencionales  (70-75ºC).
  • Con este método de calefacción se alcanza un ahorro mayor de energía y por lo cual además se ahorra económicamente en el recibo mensual.
  • Se originan grandes ahorros al igual que con otros métodos como: la aerotermia, la geotermia, calderas de baja temperatura o condensación, y energía solar térmica.
  • Percibe menos pérdidas de temperaturas y con lo cual la vivienda se climatiza mucho más rápido que cualquier otra clase de calefacción.
  • Escasas pérdidas en las conducciones al trabajar con temperaturas más próximas a la temperatura ambiente.
  • Es una energía beneficiosa con el medio ambiente, a causa de su bajo consumo no contamina como otras.
  • El suelo radiante facilita un gran confort a las viviendas, ya que excluye por completo las molestias que provocan otros tipos de sistemas de climatización (como por ejemplo las corrientes de aire, estratificación, humedad o incluso la sequedad)