El consumo de una caldera es algo que nos cuestionamos con regularidad. Sin embargo realmente, es complicado determinar un consumo concreto, ya que este varía en función de distintas peculiaridades, como las dimensiones de la casa, el aislamiento o el clima donde esté situada la vivienda, entre otras causas. Por lo cual, vamos a saber a grandes propiedades cuanto puede gastar una caldera.

El consumo de una caldera según su tipo

Con el frío, las calefacciones están a pleno rendimiento, y con ello la polémica del consumo de las calderas. De la totalidad del consumo energético de una vivienda, alrededor del 68% concierne a la calefacción. Por lo cual, es habitual indagar sobre cuál es la mejor caldera de bajo consumo. Los distintos modelos de calderas que hay hoy en día hacen que la cantidad de consumo sea muy diferente. Las nuevas técnicas apuestan por unos sistemas de caldera que gasten menos que sus precedentes.

Sin embargo, el gasto de una caldera, aun cuando son de bajo consumo, podrá ser superior a otra si no se dan las circunstancias precisas para que logremos exprimir su eficacia energética. De esta manera, antes de la compra y llevar a cabo el montaje de la misma, es conveniente efectuar un análisis del hogar. También, tenemos que considerar, el importe que necesitamos para la inversión.

Actualmente, algunos modelos de calderas están cesando, como las calderas de  gasoil. En su sitio aparecen las calderas de bajo consumo, empleando distintas clases de combustibles y analizando una eficacia superior. Para saber el consumo de una caldera en una casa, es preciso saber la eficiencia energética en relación a ello. Asimismo, hay discrepancias principales, cuando están concentradas o no y cuando logramos manejar el consumo de las calderas a través del termostato.

Pese a la complicación para evaluar el consumo de una caldera determinado la variedad de hogares efectivos, elaboramos una estimación. El fin es saber el uso de cada tipo y cómo concierne en el consumo energético.

Consumo de las calderas de gas natural, butano y propano

Si  la red de gas natural está disponible para la zona que vivimos, esta elección se vuelve más beneficioso. El inconveniente lesta cuando ha de proceder con toda la instalación. En este caso, es preferible una caldera de bajo consumo eléctrica. Una caldera de bajo consumo eléctrica puede tener un provecho del 99%, lo que produce un resultado muy eficaz.

Qué consumo tiene una caldera

El butano y el propano son distinguidos por mostrarse envasados en bombonas, sin embargo este último tiene también otros tamaños y formas. Los dos son gases licuados del petróleo (GLP) y por lo cual muy contaminantes. En áreas muy frías, el butano no funciona, pese a que la botella esté rellena. Cuando el consumo de las calderas es muy alto, también se aconseja el propano porque evapora mejor, así que nos focalizamos en este. Estas bombonas se distinguen en la cinta negra. Aunque, el butano tiene una autonomía mayor y capacidad radiador por botella y esta es más instantánea.

Los costes son iguales para ambos. Efectuando una comparativa entre los consumos de las calderas a gas observamos que el gas natural es más eficaz.

De esta manera, para una casa que se sitúa en una zona media, con veranos no muy calurosos ni inviernos muy fríos, los consumos de las calderas son los siguientes:

Metros cuadrados de la casa Precio
Casa de 70m2 570€ con propano y 408 con gas natural
Casa de 90m2 879€ con propano y 612€ con gas natural
Casa de 110m2 882 con propano y 609€ con gas natural
Casa de 130m2 1034€ con propano y 711€ con gas natural

Otro beneficio del gas natural es que su abastecimiento es continuado. Si no podemos costear una caldera de bajo consumo, es aconsejable tener presente que el consumo de las calderas de gas natural es inferior que las de propano. Si anhelamos una caldera de bajo consumo que utilice gas es preciso obtener las de condensación. Actualmente, estas son exclusivamente las que pueden colocarse, ya que las que pueden instalarse.