Ideal en el taller para taladrar con precisión y de forma estándar, los taladros de columna están disponibles en diferentes tipos: taladro de banco, taladro fijo, taladro radial o taladro magnético. Tantos y tantos taladros para elegir, con esta guía les queremos ayudar y dar algunos consejos para que elija el más conveniente para su uso.

Inicialmente propiedad de profesionales, el taladro de columna es indispensable para la perforación precisa de madera o metal. Ahora adaptada a las necesidades de los artesanos o profesionales del bricolaje, se presenta en diferentes diseños. Según las necesidades, el taladro de columna puede ser adecuado:

Modelos de taladros compactos

Son los modelo que fijado sobre una mesa, permite un uso sencillo sin necesidad de asignar un gran espacio a esta herramienta. Este tipo de taladro de columna es adecuado para profesionales con una cantidad razonable de espacio de mecanizado

Estacionario o de suelo

Adecuado en un taller con una ubicación definida y se presta para grandes plantillas de piezas de trabajo. El taladro estacionario es una herramienta de alta capacidad, más potente y montado en el suelo.

Radial

La broca radial está diseñada cerca de la taladradora de banco y tiene un ajuste horizontal que permite variar la distancia entre el mandril y la columna. El taladro radial es adecuado para taladrar lejos del borde de la mesa de trabajo.

Taladro magnético

Permite la perforación móvil in situ o sobre la estructura. La conexión electromagnética magnética de la broca a una superficie metálica plana proporciona flexibilidad de perforación o fresado

El soporte de perforación es una solución económica cuando se tiene un taladro de buena calidad. Sin embargo, la precisión de perforación se ve afectada. El soporte de perforación es un buen compromiso para usos poco frecuentes cuando la precisión de perforación no es suficiente con un taladro portátil solamente.

Guía para comprar un taladro de columna

¿Cuáles son las características de un taladro de columna?

  • La profundidad de perforación depende de la capacidad de su guía (tornillo) para bajar el portabrocas. Por defecto, este parámetro corresponde a la longitud de su broca más larga. Si sus necesidades son especiales, los soportes de perforación ofrecen el calado más amplio posible.
  • Depende del volumen de la pieza sobre la que se debe taladrar. Taladrar una plancha o viga plana no requiere el mismo espacio. Ya sea una columna alta permite este ajuste, o tiene una placa intermedia que permite un ajuste fácil
  • La distancia entre la columna y el portabrocas corresponde generalmente a su plantilla de taladro. Esta distancia es variable en los taladros radiales. Depende de su necesidad de taladrar lejos del borde. El portabrocas se puede utilizar para estos casos.
  • La potencia necesaria depende del diámetro de los orificios y de los materiales en los que vaya a perforar. Asegúrese de sobredimensionar el taladro de columna si su frecuencia de uso es alta.
  • La fuente de alimentación, ya sea trifásica en un taller o monofásica en casa, es diferente; tenga cuidado de que la conexión sea compatible.
  • La capacidad del portabrocas corresponde a los diámetros de sus brocas.
  •  Tenga en cuenta que se puede intercambiar un mandril fijado por cono al husillo. De este modo, en lugar de un portabrocas de este tipo, se pueden adaptar brocas cónicas grandes.
  • La gama de velocidades de todos los modelos de perforadoras de columna cubre generalmente todas las necesidades. Sin embargo, tenga cuidado con las velocidades bajas y altas que necesita.
  • La selección de engranajes, que se realiza desplazando la correa sobre las poleas, sigue siendo tradicional. El inversor está integrado en algunos modelos de taladros de columna y permite un ajuste rápido y preciso de la velocidad.
  • El esfuerzo necesario para avanzar la broca es todavía considerable, ya que los mangos largos son más cómodos y permiten una dosificación más precisa del taladro. Un volante manual será más adecuado para la perforación en serie de materiales blandos.
  • La facilidad de ajuste debe tenerse en cuenta si se utiliza con frecuencia. Las asas adecuadas son siempre más prácticas de manejar que un tornillo a desatornillar con una llave inglesa que siempre está buscando.