El color rojo en el hogarEl aspecto físico de las casas juega un papel importante con respecto a la armonía. Cada uno de los objetos que estén en el inmueble transmite un mensaje. La distribución del espacio tiene su relevancia para conseguir un mayor confort. El hogar es el sitio de reposo de las personas, su cueva y su hábitat, por lo que la decisión de lo que en ella se encuentre tiene que venir desde los sentimientos y deseos de los propietarios. Y es que la única opinión que interesa es la de quien vaya a dormir allí por noches, descansar los domingos y pasar sus tardes sosiegas.

 

En el momento de la decoración, cuando se procede a ir a la tienda para elegir las pinturas con las cuales se pintarán cada uno de los espacios, se tiene que pensar en el color ideal para cada habitación (dormitorio, baño, sala de estar, comedor, entre otras). Las distintas tonalidades nos transmiten sensaciones.

La atmosfera y el ambiente, en gran medida, será el que proporcione cada color. La sensación de un ambiente cálido o frio depende la opción del círculo cromático. En este sentido, el amarillo, naranja y rojo en conjunto a las combinaciones entre sí, se definen como cálidos. En contraposición, el verde, azul y el morado representan los gélidos.

El rojo de la pasión

El color rojo se considera un color cálido que simboliza entre otras cosas la pasión y el fuego. Es característico del día de San Valentín, pues los corazones y rosas que reciben los enamorados son del color rojo. También transmite sensualidad, por lo que decorar una habitación de esta manera dará la sensación de intimidad, calidez, energía, etc.

El color rojo en el hogar

Cuando las mujeres chinas se casan, llevan un vestido rojo porque en su tradición representa la felicidad. Es por ello que en los restaurantes chinos, expandidos en todo el mundo, se suele ver en abundancia este color.

También se dice que tiene efectos psicológicos que invitan a la movilidad, por lo que no lo recomiendan en los dormitorios; sin embargo, se recomienda seguir los estímulos y las preferencias. Cada quien reacciona distinto y el sistema de creencias tiene mucho que ver, pues mientras el amarillo simboliza felicidad en el territorio occidental, en países como China o Egipto lo emplean para preservar el luto para los fallecidos.

Una buena combinación, que además es bastante común, es utilizar el color rojo con el blanco en el hogar.