El microcemento es un revestimiento muy fino de cemento combinado con agregados finos mezclados con polímeros líquidos a base de agua o polímeros de resina en polvo. El revestimiento está formado por entre tres y cuatro capas muy finas de producto.

La mayoría de los microcementos se componen esencialmente de un cemento de endurecimiento rápido, rellenos finos como carbonatos de calcio o un polvo de cuarzo fino, agregados finos y un polímero adhesivo para que el producto pueda adherirse a la mayoría de las superficies, incluyendo soleras de cemento, concreto, azulejos, tableros de cemento, etc.

Al mezclar estos ingredientes se crea el microcemento, un medio fuerte y flexible que se puede aplicar a pisos, paredes e instalaciones de muebles lo cual lo hace ideal para las industrias y los negocios. Además es un material sumamente resistente gracias a los cementos y aditivos de endurecimiento rápido.

Ventajas del microcemento

El hacer uso del microcemento en las medianas y grandes empresas puede resultar sumamente ventajoso por diferentes motivos. Entre las ventajas que proporciona el microcemento se encuentran:

  • La cubierta se fija firmemente en cualquier superficie. Incluso se puede aplicar a azulejos y vidrios, y se mantendrá perfectamente.
  • El microcemento es duradero y resistente a cargas mecánicas y esto puede ser de gran provecho para las industrias dado a que es extremadamente difícil dañar esta cubierta, por lo que no se limita su uso únicamente a locales residenciales sino también en empresas de diferentes tipos.
  • Debido a su resistencia y su repelencia al agua, el microcemento es especialmente útil para lugares que están constantemente expuestos a la humedad y al vapor.
  • Gracias a su incombustibilidad y su resistencia a las altas temperaturas juega un papel importante para garantizar la seguridad contra incendios.
  • La superficie lisa y monolítica no tiene puntos donde se acumule la suciedad ni se generen bacterias y hongos, lo que hace que el microcemento sea especialmente higiénico.
  • El grosor usual de una capa de recubrimiento de microcemento es de solo 3 milímetros, lo que conduce a un consumo de material muy bajo. Junto con la durabilidad, esto hace que el uso del microcemento sea rentable desde el punto de vista del costo.
  • La superficie de la cubierta es agradable al tacto y cálida, ayudando así a crear comodidad en el lugar.
  • La apariencia estética también se atribuye a las ventajas de este material. Además del hecho de que un piso de microcemento tiene una superficie perfectamente lisa y uniforme, también puede tener el color y la textura necesarios, que corresponden a un concepto general del diseño.

Conoce las Ventajas y Usos del Microcemento

Usos del microcemento

El microcemento es altamente adaptable a muchas aplicaciones diferentes. Por ejemplo, puedes usar una cubierta de microcemento para cubrir pisos nuevos y existentes, cubrir superficies de azulejos para producir un acabado elegante.

También se pueden cubrir paredes para crear la apariencia de una pared o partición de concreto, pero ofreciendo una flexibilidad y resistencia a la fisuración considerablemente mayor que un concreto estándar y sin el espesor asociado al hormigón. Siempre y cuando el microcemento se haya preparado correctamente, éste se fijará correctamente sobre una superficie.

Inclusive hasta pueden elaborarse escaleras de microcemento, por lo que realmente se puede implementar para muchos usos. Lo mejor de todo es que puede durar años y lucir como si la cubierta de microcemento estuviese completamente acabada de hacer.

Esto significa que las empresas tanto medianas como pequeñas pueden sacarle un gran provecho al microcemento como material ya que es realmente útil para cubrir y elaborar distintos elementos que son esenciales en el ámbito empresarial, a un costo bastante rentable y con resultados de calidad y duradero.