CERRAJEROS DE TU BARRIOCuando paseas por tu barrio puedes encontrar anuncios de lo más variopinto pegados a las paredes anunciando todo tipo de servicios con sugerentes títulos: Desde “Planchado a Domicilio” a “cerrajeros Madrid urgentes”. Cuando veo alguno de estos carteles pienso: ¿Realmente hay gente que llama a estos números de teléfono cuando, por ejemplo, pierden las llaves de casa?, son profesionales que muchas veces no tienen acreditación y puede que trabajen de forma paralela a la legalidad, por lo que salen mucho más baratos. La respuesta es sí, la gente llama a estos “profesionales” porque se fían de que conseguirán un buen servicio a un precio inmejorable.

El problema de llamar a este tipo de teléfonos es que no tienes ninguna garantía ni posibilidad de reclamación en caso de que te hagan alguna avería en el hogar o no cumplan con lo prometido.

Lo mejor es contactar siempre con profesionales de los que hayamos oído críticas positivas o bien buscar a  dichos profesionales a través de la página web de la empresa ya que eso da una cierta fiabilidad.

Bien es cierto que hay servicios como el de cerrajería urgente que son extremadamente caros y a los que hay que llamar solo en caso de auténtica necesidad o bien tener este servicio incluido en nuestro seguro de hogar o de coche. Aunque nos parezca mentira el servicio de cerrajería urgente tiene muchas llamadas y hay muchas veces que no pueden presentarse con la urgencia que debería caracterizarles ya que están inmersos en algún trabajo.

MOTIVOS MÁS COMUNES PARA LLAMAR A UNA CERRAJERÍA URGENTE.

CERRAJEROS DE TU BARRIO

A priori no nos parece que sea un trabajo con demasiado estrés pero lo es, reciben una gran cantidad de llamadas a cualquier hora por algunos de los siguientes motivos, que son los más comunes:

  1. Abrir un vehículo: Suele llamar una persona que está muy lejos de casa y no tiene la llave de recambio del vehículo
  2. Llaves olvidadas en casa: Se suele llamar al cerrajero de guardia cuando, por descuido , la gente se deja las llaves en casa y no puede abrir la puerta.
  3. Rotura de la llave en el bombín: Al abrir la puerta y forzar, los clientes se dan cuenta de que se ha roto la llave dentro del bombín
  4. Cambio de cerraduras rotas: Por robo o falta de mantenimiento.
  5. Desahucios:
  6. Robo: Tras un robo se puede solicitar el cambio del bombín para evitar una nueva intrusión.