Es indiscutible que los recibos de energía y los recibos de agua conllevan un desembolso muy sublime en las viviendas españolas. El excesivo coste que está obteniendo el gas, la luz y el agua hace que los recibos del domicilio sean cada vez más altos. Por lo cual, es esencial cambiar hábitos para economizar en este sentido, aminorando así esta clase de recibos principales del hogar. Asimismo, si mitigamos el consumo a su vez estaremos disminuyendo la contaminación del ecosistema.

Ahorro de agua en casa

Economizar agua es algo primordial, no sólo para nuestro hogar, sino también para el mundo. Evaluemos cómo aminorar el consumo de agua en nuestra residencia:

  • Mientras nos estamos afeitando, peinando, enjabonándonos en la ducha o limpiando los cacharros, cierra siempre el grifo.
  • Instala boquillas ajustables o filtros anti goteo en los grifos para impedir que se malgaste agua.
  • Cambia el baño por una ducha. Las duchas de 5 minutos consumen, claramente, bastante menos que un baño largo.
  • Utiliza de manera comprometida y sensata los electrodomésticos como el lavavajillas o la lavadora, es decir, procura usarlos al máximo de su carga y con los programas propios para ello.
  • Recuerda que el váter no es un cubo de la basura. Ocho litros de agua es el consumo que realizamos cada vez que se tira de la cadena.
  • Pon botellas de agua en el depósito así lograremos un consumo menor de agua.

Ahorro energético y agua en el hogar

Ahorro energético en casa

Vivimos en un mundo donde tenemos el precio más alto en electricidad. Sin embargo, el gas natural en este sentido es mucho más asequible, por lo que economizar en este aspecto a su vez conlleva una disminución de los recibos de gas natural.

Concerniente al gas natural encontramos diversas formas de economizar, en función de su uso.

  • Si la calefacción es por gas natural, colocar un termostato nos hará tener un uso más efectivo de la calefacción, ahorrando alrededor de un 8 y un 13%
  • Para economizar energía se aconseja siempre mantener el equipo en perfectas condiciones y con todas las revisiones al día para evitar que se estropee.
  • En conexión con el lavavajillas o la lavadora utiliza siempre que sea posibles programas con agua fría.
  • Equipara tarifas de gas natural y opta por la que mejor se adapte a tu consumo diario.
  • Se aconseja apagar la calefacción para dormir y ventilar por la mañana antes de volver a encenderla.

Concerniente a la energía eléctrica, podemos implementar un conjunto de conductas para experimentar el ahorro:

  • Benefíciate de la luz natural el máximo de horas posible.
  • Apaga todas las luces correctamente y no dejar ninguna encendida, si no la estamos usando.
  • Pásate a los LED, ya que emplean un 80% menos que las convencionales.
  • Un microondas gasta un 30% menos que un horno.
  • Procura no abrir la puerta del horno en el tiempo de cocinado, el incremento de consumo es de un 20% si lo hacemos.
  • Instala termostatos o adquiere aparatos lo más eficaces posibles si disponemos de calefacción eléctrica.
  • Utiliza las mantas, cortinas, alfombras, ropa de cama… y evita poner tanto la calefacción.
  • Cuidado con el consumo fantasma, es decir los aparatos que dejamos en standby, ya que implican un 12% del recibo de luz.